Vitamina E: El Secreto de la Juventud (Beneficios)

Vitamina E el secreto de la juventud

La juventud ha sido desde siempre, algo que la mayoría de personas ha querido preservar en el tiempo, lastimosamente, aún no existe nada que logre esto, sin embargo, aquí tenemos una muy buena alternativa, para mejorar en muchos aspectos nuestra salud y retrasar el envejecimiento, La Vitamina E.

La vitamina E, o también conocida como Alfa-Tocoferol, es uno de los componentes esenciales para la vida, sin esta no podríamos continuar viviendo.

Además con esta información seguramente ahorraras en unos cuantos productos de belleza o salud bastante costosos y menos efectivos.

Aquí enumeramos gran parte de los beneficios de la vitamina E:

Regula los Radicales Libres

Los radicales libres son los causantes de muchos de los daños que sufre nuestro cuerpo, el menor de ellos la vejez y el peor, graves enfermedades. Sin embargo, los radicales libres se generan de forma natural en el cuerpo, en procesos como el metabolismo o el sistema inmune para protegernos de virus y bacterias. Pero los factores como el cigarrillo, la contaminación o la mala alimentación los aumenta a niveles que el cuerpo no puede manejar.

Los radicales libres son los causantes del envejecimiento, por lo tanto si una persona está menos expuesta a estos, envejecerá de manera tardía en comparación con los demás.

Mejora los Niveles de Inmunidad

Nuestro sistema inmunológico se deteriora a medida que pasan los años, esto nos hace más propensos a contraer enfermedades por estar en contacto con virus y bacterias. La vitamina E corrige este problema, ya que induce a la proliferación celular, ayudando a la renovación de estas.

Acelera el Proceso de Curación o Cicatrización

Aplicando aceite de vitamina E sobre una cicatriz, lograremos que se desvanezca, además, si lo aplicamos en una herida reciente puede ayudar a prevenir la aparición de marcas, cicatrizando muy rápidamente.

Previene Estrías

Las estrías, esas pequeñas líneas que se crean en nuestra piel, cuando esta se ve obligada a estirarse rápidamente, debido por ejemplo al embarazo, aumento de peso o un periodo de crecimiento rápido (Como en la adolescencia). La Vitamina E, ayuda a mantener los niveles de colágeno altos y lograr una mayor elasticidad en la piel, previniendo así las estrías.

Ayuda a Eliminar el Acné

El acné, es una de las condiciones  más comunes de la piel, tanto en adultos como en adolescentes, pero al mismo tiempo, uno de los problemas más grandes para  muchas personas. Se ha demostrado que las propiedades antioxidantes de la vitamina E ayudan a eliminar el acné, ya que despeja los poros en la piel, disminuyendo la cantidad de brotes.

Alisa la Piel, Elimina las Arrugas

No es necesario gastar tanto dinero en costosos tratamientos anti-arrugas. Aplicar aceite de vitamina E en la piel, especialmente en la zona alrededor de los ojos, la frente y la boca, ayuda a suavizar las arrugas.

Acelera la Regeneración Celular

Esto hace que tengamos más células nuevas o jóvenes en nuestro cuerpo y ayuda a la regeneración de  tejidos, órganos e incluso del cuerpo entero. El cuerpo humano cambia todas sus células en tan solo 1 año, obteniendo como resultado un cuerpo completamente nuevo y más sano.

Rejuvenece la Piel

Aplicando el aceite de vitamina E en las zonas que más nos preocupan, se pueden lograr excelentes resultados en el rejuvenecimiento de la piel, ya que la hidrata profundamente y la vuelve de un tono mucho más uniforme y limpio.

Reduce el Colesterol

Un grupo de científicos italianos descubrió que la vitamina E, puede reducir los niveles de colesterol en el cuerpo que se acumula en los vasos sanguíneos, despejándolos para que la sangre fruya libremente, previniendo en el proceso muchas otras enfermedades.

Reduce el Riesgo de Padecer Cáncer

Previene el cáncer gracias a su poder antioxidante y de regeneración, en especial el cáncer de pulmón y cáncer oral para las personas que fuman, además del cáncer gástrico, el cáncer de próstata y el cáncer páncreas.

Limpia los Pulmones

Con su poder antioxidante ayuda a reducir los efectos causados por los distintos tipos de contaminantes inhalados, a los que nos exponemos a diario. La vitamina E se dirige al revestimiento liquido protector de los pulmones y suprime los radicales libres que causan el deterioro celular. Esto es especialmente útil para las personas que fuman o quienes están en constante presencia de fumadores.

Reduce el Síndrome Premenstrual

Un estudio brasileño demostró como un suplemento de vitamina E y Ácidos Grasos, logró eliminar el síndrome premenstrual durante 6 meses después de la ingesta, aunque aún no se ha estudiado que procesos se realizan para lograrlo.

Mejora Trastornos Oculares Como las Cataratas

Gracias a su característica antioxidante, la vitamina E nos previene de contraer enfermedades oculares, al bloquear la luz azul dañina, que aumenta la acción oxidativa de por ejemplo las cataratas.

Retrasa el Alzheimer

Un estudio demostró qué la vitamina E retrasa el Alzheimer. El estudio se realizó en 613 veteranos estadounidenses, diagnosticados con demencia tipo Alzheimer. La vitamina E logro retrasar el Alzheimer en un 19% de los pacientes frente a un placebo, lo que significa 6,2 meses de mejora en el declive cognitivo.

Reduce el Riesgo de Sufrir Diabetes

La Diabetes Mellitus empeora en los pacientes debido al estrés oxidativo, causado por la enfermedad, se ha demostrado que la vitamina E, es efectiva en la reducción de este, reduciendo a su vez las probabilidades de sufrir derrames cerebrales e infartos al miocardio (Principales causas de muerte en diabéticos). Además mejora la acción de la insulina y la eliminación de la glucosa.

Reduce el Riesgo de Sufrir un Ataque Cardiaco

La vitamina E diluye la sangre y despeja los vasos sanguíneos, permitiendo que fluya con más facilidad, reduciendo el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares como ataques cardiacos.

Alimentos Ricos en Vitamina E:

Principales fuentes de vitamina eLas semillas de girasol, El pimentón, La pimienta roja en polvo, Almendras, cacahuetes, Albahaca, Orégano, Albaricoques, Aceitunas, Espinacas, Raíz de taro, Aceite de germen de trigo, Avellanas, Aceite de linaza, Aceite de maíz y de canola, Brócoli, Aceite de soja, Pistachos, Pimientos, Kiwi, Mango, Tomates, Espárragos, Calabaza.

Espero que haya sido de tu intereses, ¿Te ha gustado el artículo? ¿Piensas empezar a cambiar tu dieta? Déjanos tu opinión en la caja de comentarios.

Si te gustó ¡Compártelo!, ¡Comenta!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here