Techos verdes: una tendencia ecológica y atractiva

Nueva alternativa contra el calentamiento global techos verdes Las prácticas ecológicas han tomado una gran fuerza durante los últimos años, con un irrefutable calentamiento global y la presencia de los primeros “síntomas” irreversibles en nuestro planeta, ha quedado claro que cada esfuerzo cuenta, por pequeño o grande que sea.

En esta onda, los llamados techos verdes están cobrando mucha popularidad, principalmente al ser una alternativa sencilla, estética y eficiente, pero realmente ¿qué son los techos verdes?

El techo verde se refiere a la práctica de cubrir de vegetación, total o parcialmente, zonas de edificios y viviendas como los techos y azoteas. Aunque esta no es una idea “nueva” y ha estado rondando algunas poblaciones de Europa desde el siglo pasado, sus beneficios ecológicos le han dado un impulso durante este milenio.

Estos techos verdes están compuestos por una capa impermeable inicial para proteger a la estructura de la humedad y las raíces. Seguido de esto, una capa que sirva de drenaje debe permitir que el exceso de agua transite fuera del techo, por lo general una capa de piedras pequeñas que permitan el flujo del agua es suficiente.

Por último tenemos la capa que funcionará como sustrato, generalmente con una profundidad entre los 10 y 20 centímetros. En estos casos no se recomienda usar tierra común, ya que esta suele ser muy pesada al absorber agua y suelen ser fuente de vegetación indeseada.

Ahora, la siembra, suele depender mucho del clima y de la preferencia de las personas. Pueden ser siembra directa de flores o plantas pequeñas, o incluso semillas.

Beneficios de un Techo Verde

Ventajas y beneficios de los techos verdesAhora, lo realmente importante es conocer que beneficios podemos obtener con la implementación de un techo ecológico.

Principalmente, los techos verdes tienen grandes propiedades como aislantes térmicos, ayudando a mantener una temperatura más equilibrada tanto en estaciones frías como calientes, ayudando a reducir la dependencia de sistemas de aires acondicionados y el exceso en el consumo de electricidad.

Cada techo verde puede absorber hasta un 80% del agua de lluvia, por lo que al ser usado en un buen número de estructuras, podría incluso evitar algunas inundaciones leves.

También pueden mejorar la salud respiratoria de las personas y ayuda a la reducción de gases de invernadero, ya que absorbe los contaminantes del aire. Por último pero no menos importante, los techos verdes se pueden convertir en huertos caseros, que dependiendo de las plantas que se decida sembrar, se pueden obtener alimentos naturales que pueden abaratar los costos de las compras mensuales.

Por estas razones los techos verdes representan una opción viable para que muchas personas puedan aportar un granito de arena más en la reducción de los riesgos del deterioramiento de nuestro planeta. 00

Si te gustó ¡Compártelo!, ¡Comenta!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here