La Paradoja de Fermi: ¿Dónde están los extraterrestres?

La Paradoja de Fermi ¿dónde están los extraterrestres?Todos hemos experimentado algún tipo de sensación en aquellas noches, cuando estamos en una zona despejada de edificios y demás interrupciones del panorama, libre de cualquier tipo de iluminación artificial…

Es entonces, cuando apreciamos un hermoso cielo estrellado, quizás más de lo que podíamos pensar que sería, este inunda nuestra visión con sus fantásticos destellos, tamaños y colores resplandecientes y una que otra estrella fugaz.

Algunas personas se sienten embelesadas al presenciar tal espectáculo, que puede ser catalogado de épico o “simplemente” increíble para la vista. Quizá maravillados por lo pequeños que somos en el cosmos y lo basto del universo, bajo esa enorme belleza empezamos a divagar y a tener todo tipo de pensamientos que pueden llegar a ser muy existencialistas.

¿Qué es la Paradoja de Fermi?El físico Enrico Fermi experimentó algo similar en el año 1950, al formular la pregunta: “¿Dónde está todo el mundo?” (Where is everybody?).

El cielo estrellado puede parecer muy basto y enorme, pero en realidad a escala cósmica, solo estamos viendo nuestros vecinos de al lado.

En las noches más propicias podemos ver alrededor de 2.500 estrellas sobre nosotros, aproximadamente una cien millonésima parte de las estrellas de nuestra galaxia o lo que es lo mismo, el 1% del diámetro de la Vía Láctea y la mayoría se encuentran a menos de mil años luz de nosotros, para que te hagas una idea de lo que podemos apreciar, observa la siguiente imagen:

Cuando hablamos del universo, las estrellas y las galaxias, nos surgen miles de dudas o cuestiones, y una de las que más ha abrumado a la humanidad es:

¿Existen otras formas de vida inteligente en el universo? ¿Existen los extraterrestres?

Vamos a ver algunas cifras sobre el universo basándonos en la famosa Ecuación de Drake (Si no te gustan los números puedes leer sólo las negrillas):

Hay entre 100 y 400 billones de estrellas en la Vía Láctea (100.000.000.000.000 y 400.000.000.000.000) y existe aproximadamente el mismo número de galaxias en el universo observable, por lo que, para cada estrella en nuestra colosal Vía Láctea, existe una galaxia con un número similar de estrellas.

Todo junto, suma una cantidad, expresada en un rango entre 1022 y 1024 estrellas totales en el universo esto quiere decir que, por cada grano de arena en la Tierra existen 10.000 estrellas ahí afuera (algo para pensar la próxima vez que visites una playa).

La comunidad científica no se pone de acuerdo sobre que porcentaje de estas estrellas son similares al Sol, en cuanto a tamaño, temperatura y luminosidad, las opiniones varían entre un 5% y un 20%. Por lo que nos vamos a quedar con el número más conservador (5%), y esto nos da un total de 500 quintillones de estrellas o lo que es lo mismo, 500 billones de billones de estrellas similares al Sol.

También, hay un debate sobre que porcentaje de estas estrellas similares al Sol, podrían tener en su órbita un planeta similar a la Tierra en cuanto a condiciones de distancia y temperatura, que permitan tener agua liquida y por lo tanto con potencial para albergar vida.

Algunos científicos concuerdan en que es hasta del 50%, pero, de nuevo, nos quedaremos con el porcentaje más conservador del 22%, publicado por el PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences of the Unites States of America) en el año 2013.

Esto sugiere que por lo menos, un 1% de las estrellas totales del universo, tienen un planeta similar a la Tierra orbitando a su alrededor, lo que es aproximadamente 100 billones de billones de planetas con potencial para la vida en el cosmos.

En otras palabras hay 100 planetas similares a la Tierra por cada grano de arena en el mundo, pero…

¿Cuántos de estos planetas han desarrollado vida similar a la Tierra?

A partir de este punto no tenemos más opción que especular, por lo tanto, imaginemos que después de miles de millones de años de existencia, el 1% de los planetas similares a la Tierra, a desarrollado algún tipo de forma de vida, esto equivale a un planeta con vida por cada grano de arena en el mundo.

Ahora pensemos que solo en el 1% de estos planetas, la vida evolucionó hasta convertirse en seres inteligentes tal y como ocurrió con los humanos en la Tierra. Eso significaría que hay 10 mil billones o 10 millones de millones de civilizaciones inteligentes en el universo observable.

Reduciendo estas cifras a solo nuestra galaxia, tomando en cuenta la estimación mas baja de estrellas como mencionamos anteriormente (100 billones), podemos estimar que hay 1 billón de planetas similares a la Tierra y 100.000 civilizaciones inteligentes en nuestra galaxia.

El SETI (Search for Extraterrestrial Intelligence [Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre]), es una organización que se dedica a rastrear señales de vida inteligente en el espacio.

Si estamos en lo cierto sobre las estimaciones de que hay 100.000 o más civilizaciones inteligentes en nuestra galaxia y solo una fracción de estas, ha enviado ondas de radio, rayos láser u otro método para intentar ponerse en contacto con los demás, ¿no deberían los equipos del SETI captar todo tipo de señales?

Pues la realidad es que no ha sido así, no se ha captado ni una sola señal, jamás. Entonces…

¿Dónde están los extraterrestres?

Nuestro Sol, es relativamente joven comparado con la edad total del universo. Hay bastantes estrellas mucho más antiguas que el Sol, con planetas en condiciones aptas para la vida mucho más antiguos que la Tierra. Esto, en teoría, debería significar que hay gran cantidad de civilizaciones mucho más avanzadas que la nuestra.

A modo de ejemplo vamos a comparar los 4,54 millones de años de edad de la Tierra, con unos hipotéticos 8 mil millones de años de edad de un planeta “X”:

Comparación del nacimiento de la Tierra y el Planeta X hasta el día de hoy.Si el planeta “X” tiene una historia similar a la de la Tierra, podemos ver un ejemplo de en que punto del avance debería estar esta civilización hoy en día, observa la siguiente imagen:

¿Qué tan avanzado es el Planeta X con respecto a la Tierra?La tecnología de una civilización “sólo” 1.000 años por delante de la nuestra, podría ser tan chocante y ajena a nosotros como lo sería nuestra tecnología actual, para alguien de la época medieval.

Ahora imagina una civilización 1 millón de años por delante de la nuestra… podría ser tan incomprensible para nosotros como la cultura humana lo es para los chimpancés. Y nuestro hipotético planeta “X” es 3,4 billones de años más avanzado que nosotros, algo realmente abrumador…

Existe algo llamado la Escala de Kardashov, esta nos ayuda a clasificar los posibles tipos de civilizaciones en tres grandes categorías, basándonos en la cantidad de energía que pueden utilizar:

Civilización Tipo 1:

Este tipo de civilización es aquella con la capacidad de aprovechar al 100% los recursos de su planeta.

Aunque pensemos que la civilización humana es bastante avanzada, la realidad es que aún no clasificamos ni siquiera como una civilización tipo I, pero estamos cerca, según cálculos realizados por Carl Sagan, nuestra civilización actualmente sería de tipo 0,7 en esta escala.

Civilización Tipo 2:

Una civilización tipo II, tendría la capacidad de utilizar toda la energía de su estrella, algo que nuestra civilización tipo 0,7 apenas puede imaginar como podría ser posible, aún así nuestros mejores esfuerzos han logrado visualizar algo llamado Esfera de Dyson.

Explicación gráfica de la Esfera de Dyson.Civilización Tipo 3:

Este tipo de civilización supera a los tipos anteriores con creces, ya que esta tendría acceso a la cantidad de energía de toda la galaxia, apuesto a que ya te suena un poco a ciencia ficción.

Si este nivel de avance te parece muy difícil de creer, recuerda que nuestro hipotético Planeta “X” mencionado anteriormente, tendría 3,4 billones de años de desarrollo (alrededor de medio millón de veces más que el tiempo que la raza humana ha existido), tan solo piensa en la vertiginosa velocidad con la que ha avanzado nuestra tecnología en tan solo 60 años, y cuánto podría avanzar en esa impresionante cantidad de tiempo.

Una hipótesis sobre cómo podría una civilización alcanzar el tipo III y utilizar la energía de toda la galaxia, seria mediante la creación de máquinas con la capacidad de viajar a otros planetas, en aproximadamente 500 años y auto-replicarse utilizando los recursos del nuevo planeta y luego enviar dos réplicas más a repetir el proceso.

De esta forma, podrían alcanzar cualquier distancia, sin tener que llegar ni de cerca a la velocidad de la luz, con este proceso la galaxia entera se podría colonizar en 3,75 millones de años, tan solo un parpadeo comparado con una escala de billones de años como la del Planeta “X”, con esta imagen lo entenderás mucho mejor:

Proceso de colonización de una galaxia completa por una Civilización Tipo III.Continuando con la especulación, si el 1% de la vida inteligente, logra sobrevivir el tiempo suficiente para convertirse en una civilización tipo III, y por lo tanto haber colonizado la galaxia, los cálculos sugieren que debe haber por lo menos, 1.000 civilizaciones de estas características solo en nuestra galaxia y dada la extensión y poder de dichas civilizaciones, su presencia sería probablemente muy notoria.

Sin embargo, no vemos nada, no oímos nada, no captamos nada y no estamos siendo visitados por nadie.

Entonces, ¿Dónde están todos?

Bienvenido a la paradoja de Fermi

Explicación de la paradoja de Fermi:

No existe una sola respuesta para la paradoja de Fermi, lo mejor que podemos hacer es dar posibles explicaciones, cada una muy diferente de la otra, si le preguntaras a un grupo de científicos sobre cual cree que es la respuesta correcta, seguramente obtendrías 10 respuestas diferentes o más.

Para que te hagas una idea de en que punto estamos al dar estas explicaciones, es algo similar a el momento en que los seres humanos, discutimos acerca de si la Tierra era redonda o si el sol giraba al rededor de la Tierra, o incluso hasta el punto en que pensábamos que un rayo ocurrió por que Zeus lo lanzó, ¿Parece algo muy arcaico? Bueno… aún tenemos mucho que entender…

Echemos un vistazo a algunas de las posibles explicaciones, que más se han discutido sobre la Paradoja de Fermi, dividiremos las explicaciones en dos grandes grupos:

El “grupo A”, son aquellas explicaciones, que asumen que no hay ninguna señal de civilizaciones tipo II o tipo III, porque en realidad no existe ninguna civilización de estas características.

El “grupo B”, son aquellas que dictan que efectivamente, se encuentran ahí fuera, pero no estamos captando nada por diversas razones.

Empecemos por el grupo de explicaciones que indica que no hay nadie ahí afuera:

Explicaciones grupo A:

Estas explicaciones dicen que, no hay señales de civilizaciones avanzadas de tipo II o III, porque simplemente no existen:

Quienes se inclinan a favor del grupo A de explicaciones, centran el problema en algo llamado, el problema de no exclusividad, que rechaza toda teoría que dice que, “existen civilizaciones avanzadas, pero no hemos recibido ningún tipo de señal, porque todos ellos….(aquí se rellena con diferentes razones)”.

El grupo A, no rechaza las estadísticas que indican que deberían haber miles o millones de planetas, que podrían albergar vida inteligente y que por lo menos una debería haber llegado a la Tierra, sin embargo sugiere que, como sabemos que esto no es así, algo más debe estar pasando:

La Teoría del Gran Filtro

La teoría del gran filtro, es tanto interesante como aterradora, ya que indica que podría existir una especie de barrera natural, que no permite que una civilización inteligente, se desarrolle lo suficiente como para colonizar el espacio u otros planetas. Hay algún punto a lo largo del proceso evolutivo, que es extremadamente improbable o directamente imposible, que la vida pueda atravesar. Este es el gran filtro.

Explicación gráfica del Gran Filtro.Si esta teoría es real, surge la pregunta:

¿En que punto se encuentra este filtro?

Cuando hablamos del futuro de la humanidad, esta pregunta se vuelve especialmente importante, ya que dependiendo del punto en el que se produce el gran filtro, nos topamos con tres posibles realidades: somos excepcionales, somos los primeros o estamos en grandes problemas.

Somos excepcionales (El gran filtro está detrás de nosotros)

Aquí, se pone en manifiesto que somos realmente excepcionales, ya que, el gran filtro se encuentra tras nosotros, es decir, ya pasamos por el y logramos superarlo, lo cual también indicaría que es extremadamente raro que la vida llegue a nuestro nivel de inteligencia.

El siguiente diagrama muestra a dos afortunadas especies que han logrado pasarlo y nosotros somos una de estas.

Somos excepcionales ya pasamos el Gran Filtro.Este escenario, podría explicar la inexistencia de civilizaciones del tipo III… también significaría que somos una especie excepcional, una de las pocas que ha logrado llegar tan lejos. Lo cual suena un poco como las personas hace 500 años que creían que la Tierra era el centro del universo, esto implicaría que somos especiales.

Y si somos especiales, ¿que exactamente fue lo que hizo que fuéramos especiales? ¿que hizo que superáramos algo, en lo que casi todos se quedan atascados?

¿Cual fue el gran filtro?

La primera posibilidad, podría ser que el gran filtro se encuentra al inicio de la vida, lo cual implicaría que es extremadamente inusual, que la vida comience a existir.

Al planeta Tierra, le tomo cerca un billón de años de existencia, para que la vida sucediera finalmente, esto también explicaría por que aunque hemos intentado replicar este evento en laboratorios, nunca hemos sido capaces de lograrlo.

Si este es el gran filtro, indicaría que probablemente no solo no hay vida inteligente ahí afuera, sino que no habría vida de ningún tipo en absoluto.

Otra posibilidad seria que, el gran filtro, fuera el salto evolutivo desde la simple célula procariota, a la célula eucariota más compleja, ya que la célula procariota se mantuvo durante casi 2 billones de años, antes de que se produjera el salto hacia la célula más compleja con núcleo, la célula eucariota.

En caso de que este sea el gran filtro, significaría que el universo está lleno de células procariotas simples, pero nada mas allá de eso.

Existen muchas otras posibilidades, algunos incluso piensan que nuestro salto en la inteligencia, que fue el que nos ayudo a ser la especie dominante en el planeta, podría ser un candidato a ser un gran filtro, ya que esto solo ocurrió una vez en la evolución e historia de nuestro planeta, significa que es una adaptación natural extremadamente rara.

Cualquier posible gran filtro debe ser uno en un billón, algo para lo que una o más situaciones fuera de lo común, deben ocurrir para que se cree una excepción, por esta razón, algo como el salto de una sola célula a la vida multicelular, es descartado, porque se ha producido al menos 46 veces en casos aislados, sólo en el planeta Tierra.

Por la misma razón, si encontráramos una célula eucariota fosilizada en por ejemplo Marte, el paso de una célula simple a una compleja, dejaría de ser un posible gran filtro, ya que si ha ocurrido tanto en la Tierra como en Marte, dos planetas en el mismo sistema solar, es muy seguro que no se trate de un evento anormal de uno en un billón.

Si es cierto que somos excepcionales, podría ser un evento biológico accidental, pero también podría deberse a lo que se conoce como, la Hipótesis de la Tierra Especial o la Tierra Rara, que sugiere que aunque pueden haber muchos planetas similares al nuestro, las condiciones particulares de la Tierra, ya sea su ubicación en este sistema solar, su relación con la Luna (un satélite tan grande es inusual para un planeta tan pequeño, permitiendo nuestro sistema meteorológico y condiciones oceánicas particulares) entre muchas otras, son excepcionalmente aptas para la vida, por lo que, podríamos ser muy pocos en el universo o quizá los únicos.

Somos los primeros, no existe el gran filtro

Somos los primeros seres vivos en el cósmos no existe el Gran Filtro.Si el gran filtro no se encuentra detrás de nosotros, la única esperanza que nos queda, es que las condiciones en el universo, que propiciaron la vida en la Tierra, solo se han presentado esta única vez desde que ocurrió el Big Bang, pero podría presentarse más veces en el futuro

En este caso, nosotros, junto con muchas otras especies, podríamos llegar a ser la primera super inteligencia, o super civilización. Estamos aquí, en el momento justo para convertirnos en una de las primeras, o la primera civilización super desarrollada.

Para entenderlo mejor, podemos ver el ejemplo de los rayos gamma, explosiones increíblemente grandes, que hemos podido observar en galaxias lejanas.

Así como la Tierra tardó cientos de millones de años, antes de que disminuyeran los asteroides y se calmaran los volcanes para que la vida pudiera existir, una posibilidad sería, que en los inicios del universo, este tipo de eventos catastróficos fueran muy comunes e incinerarían todo lo que estuviera próximo, por lo que evitarían el desarrollo de la vida más allá de cierta etapa.

Ahora, quizá, estamos en medio de un cambio de fase astrobiológico y estamos presenciando la primera vez que la vida, ha tenido la oportunidad de evolucionar durante tanto tiempo de forma ininterrumpida.

El Gran Filtro aún no ha sucedido, estamos en grandes problemas

Estamos en grandes problemas, el Gran Filtro aún no ha llegado.Si el Gran Filtro aún no ha sucedido, esto implicaría que la vida evoluciona regularmente hasta el punto en el que nos encontramos, pero algo impide que se desarrolle más allá hasta llegar a ser una super inteligencia, en ese caso es poco probable que seamos una excepción.

Un posible futuro Gran Filtro, puede ser un suceso natural de proporciones catastróficas que ocurra periódicamente, como los ya mencionados rayos gamma, solo que para nuestra mala fortuna, es solo cuestión de tiempo para que toda la vida en la Tierra sea devastada.

Otro candidato podría ser que sea inevitable que las civilizaciones inteligentes, desarrollen cierto nivel de tecnología que termine haciendo que estos se destruyan a sí mismos, (Como observamos en el asombroso Experimento del Universo 25) y quizá, hacia este punto nos dirigimos…

El filosofo de la Universidad de Oxford Nick Bostrom, dice que, “el hecho de que no haya noticias es una buena noticia”.

“El descubrimiento de por ejemplo, formas de vida simples en Marte sería algo devastador, ya que eliminaría muchos de los potenciales grandes filtros detrás de nosotros. Y si por otro lado, encontráramos vida compleja fosilizada en Marte, sería por mucho la peor noticia jamás impresa en la portada de un periódico”.

Eso significaría que el Gran Filtro, está casi con seguridad por delante de nosotros, condenando, a largo plazo, a toda la vida en nuestro planeta. Bostrom cree que cuando se trata de la Paradoja de Fermi, “El silencio del espacio vale oro”.

Explicaciones grupo B:

Las civilizaciones del tipo II y tipo III existen pero no sabemos de ellas por diversas razones:

Según el grupo B, las civilizaciones del tipo II y III están ahí afuera, pero hay varias razones lógicas por las que no podemos saber de ellas.

Las explicaciones del grupo B, refutan cualquier idea de que somos únicos o excepcionales, tampoco creen que somos los primeros en el espacio, por el contrario creen en el Principio de Mediocridad, cuyo punto de partida es que no hay nada inusual o especial acerca de nuestra galaxia, sistema solar, planeta o nivel de inteligencia, hasta que la evidencia demuestre lo contrario.

Tampoco asumen que la falta de evidencia hasta el momento de que haya vida en otros planetas, sea una prueba para afirmar que no existen.

Hacen énfasis en el hecho de que nuestros esfuerzos por captar señales de otras formas de vida inteligente en el universo, solo se extienden unos 100 años luz de distancia de nosotros, lo que es solo un 0,1% de nuestra galaxia y por otro lado sugieren una serie de posibles explicaciones, sobre por qué no tenemos noticias de vida en otras partes del universo, aquí tenemos las 10 más comentadas:

10 razones que explican por qué no captamos señales de vida extraterrestre

1. Los extraterrestres ya han visitado la Tierra pero no estábamos aquí para presenciarlo

Los seres humanos como los conocemos generalmente, sólo existen hace unos 50.000 años, puede parecer mucho pero, a una escala cósmica es menos que un parpadeo, los extraterrestres pudieron haber venido antes de que pudiéramos presenciarlo, ahuyentar a algunos animales y eso es todo.

Además la historia escrita solo se remonta 5.000 años, por lo que un grupo de cazadores-recolectores, pudo haber presenciado la impresionante llegada de seres de otros mundos, pero no tenían ningún medio para comunicárselo a nadie en el futuro.

2. La galaxia ha sido colonizada pero vivimos en una especie de área rural de la Vía Láctea

Podría ser que todos los sistemas solares cercanos entre si, sean colonizados e interconectados pero, sería poco práctico o no tendría ningún sentido, que se dedicaran a llegar a una zona remota de nuestra espiral galáctica o simplemente al estar tan alejados no tienen conocimiento de que estamos aquí, de la misma forma que el continente americano antes de su descubrimiento.

3. El concepto de la colonización podría ser delirantemente atrasado para una especie más avanzada

¿Recuerdas cuando mencionamos a la civilización tipo II, con la Esfera de Dyson alrededor de su estrella madre aprovechando toda la energía de esta? Con esa cantidad de energía una civilización extraterrestre avanzada, podría haber cubierto absolutamente todas sus necesidades.

Además, puede que tengan sistemas avanzados, para reducir el consumo de recursos que necesitan para su sustento, por lo que tendrían muy poco interés, en abandonar su feliz utopía para explorar el frío vacío del universo.

Incluso, podrían ver el mundo físico como un lugar extremadamente primitivo, ya que quizá, han logrado dominar su propia biología; y sus cerebros o consciencias, se encuentran subidas a una realidad virtual, un paraíso de vida eterna.

La vida del mundo físico-biológico, la mortalidad, los deseos y necesidades, podrían ser vistos por ellos, de la misma forma en que nosotros vemos a las especies oceánicas primitivas, que viven en las profundidades de un mar helado y oscuro.

4. Las civilizaciones avanzadas saben que hay civilizaciones depredadoras o hostiles, y evitan enviar señales para no revelar su ubicación

Quizá, hay una civilización más avanzada que todas las demás y desean mantenerlo así, por lo que eliminan a cualquier otra que alcance cierto nivel de desarrollo, en este caso nosotros estaríamos cometiendo una insensatez al hacer tanto ruido en el espacio, además de haber enviado una sonda por parte del METI, con información de la tierra, como mapas, aspecto, música, fotografías entre otras cosas, algo que Carl Sagan calificó como “profundamente imprudente e inmaduro”.

5. Hay una y solo una super civilización, más inteligente y avanzada que todas

Exactamente igual que los seres humanos en la Tierra frente a las demás especies animales.

Puede existir una civilización “super depredadora”, cuyo desarrollo supere a el de cualquier otra, y lo mantienen de esta manera, mediante el exterminio de cualquier civilización inteligente una vez alcancen cierto nivel de avance.

Esto sería francamente desalentador. Quizá no exterminen a todas las especies inteligentes (por algo aún estamos aquí), ya que sería un gasto de recursos ineficiente eliminar a todas las especies emergentes, ya que tal vez muchas mueren por su propia cuenta, como podría suceder con los humanos si no prestamos atención a las bombas atómicas o al cuidando y mantenimiento de nuestro planeta.

Más allá de cierto punto de avance, la super civilización, realizaría su jugada, debido a que podrían ver a las especies emergentes como una clase de virus que comienza a crecer y extenderse, amenazando su superioridad.

Esta teoría sugiere que, quien fue el primero en alcanzar un nivel de avance tan impresionante, ahora lidera la carrera y ninguna otra puede hacerle frente y nadie más tendrá lo oportunidad de llegar allí.

Esto explicaría la falta de actividad en el espacio, ya que mantendrían el número de civilizaciones super inteligentes en solo una.

6. Las civilizaciones extraterrestres envían todo tipo de señales, pero nuestra tecnología es demasiado primitiva para captarlas o estamos prestando atención a las señales incorrectas

Como si entráramos a un edificio en busca de personas, utilizando un walkie talkie mientras todos se comunican a través de mensajes de texto… empezaríamos a pensar que el edificio está vacío.

Otra posibilidad propuesta por Carl Sagan, es que quizá nuestras mentes funcionan exponencialmente más rápido o más lento que otra forma de vida inteligente en el espacio, que podría percibir el tiempo de una forma completamente diferente, por ejemplo que les tome 12 años terrestres decir algo como “hola” y cuando escuchamos esto solo suene como ruido blanco para nosotros.

En la tierra por ejemplo, los perros perciben el tiempo dos veces más lento que los humanos, debido a que sus cerebros procesan la información dos veces más rápido, por esto tienen tan buenos reflejos cuando le lanzas algo de comer; otro caso es el de las moscas quienes perciben el mundo hasta !cuatro veces más lento! Ahora sabes por que es tan frustrante cazar una.

7. Estamos siendo visitados por seres más avanzados pero el gobierno los mantiene ocultos

Si se piensa lógicamente, esta teoría no tiene mucho sentido, pero ya que se habla tanto debía ponerla, la mayoría de cosas que han dado inicio a teorías de este tipo, son desinformación por parte de los medios que utilizan títulos llamativo sobre los extraterrestres para aumentar su audiencia, entre muchos otros factores…

8. Los extraterrestres son conscientes de nuestra existencia pero nos vigilan como una especie de zoológico (La hipótesis del zoológico)

Quizá existe una regla que siguen las civilizaciones super avanzadas, que consiste en “mirar pero no tocar”.

Tal vez haya una regla como la de Star Trek, que prohíbe a los seres superinteligentes interferir de cualquier forma o realizar cualquier tipo de contacto abierto con especies en desarrollo, como podemos ser nosotros, hasta que estas alcancen cierto nivel de inteligencia.

No seríamos conscientes de ellos, ya que con ayuda de su avanzada tecnología seguramente podrían observarnos fácilmente sin que tengamos la más remota idea de esto.

9. Están entre nosotros pero somos demasiado primitivos para percibirlos

Michio Kaku, lo explica de la siguiente forma:

“Digamos que hay un hormiguero en medio del busque, y justo al lado del hormiguero, están construyendo una super carretera de 10 carriles. La pregunta es: ¿Son las hormigas capaces de comprender lo que es una super carretera de 10 carriles? ¿Las hormigas podrían entender la tecnología o las intenciones de los seres que la construyeron o tan siquiera pensar que unas criaturas la hicieron?”

Por lo tanto no solo no podríamos captar las señales del planeta x antes mencionado, si no que no podríamos ni siquiera comprender lo que son los seres de ese planeta, o lo que están tratando de hacer.

Incluso si quisieran iluminarnos con su sabiduría, podría ser comparable con enseñarle a las hormigas que es el internet.

Entonces si hay tantas civilizaciones del tipo II y III a nuestro alrededor, ¿Por qué no nos han contactado? Podemos responder esto con una analogía, cuando Pizarro llegó a territorio peruano, ¿se detuvo en un hormiguero para intentar comunicarse? ¿intentó ayudar a las hormigas? ¿fue hostil y desvió su misión solo para destruir el hormiguero? ¿o el hormiguero era totalmente irrelevante en los planes de Pizarro? Esta podría ser la situación y la razón de por que no nos contactan.

10. Estamos completamente equivocados con respecto a nuestra realidad

Puede parecer extraño, pero hay muchas maneras en las que podríamos estar totalmente equivocados con respecto a lo que pensamos que es real.

El universo podría parecernos de cierta forma y ser completamente distinto, como un holograma. Quizá seres más avanzados de otros mundos, nos dejaron aquí como una especie de experimento, incluso podría ocurrir que simplemente seamos una simulación virtual, creada por algún investigador de otro mundo o universo, como el conocido juego de Los Sims, pero muchísimo más avanzado, y en esta simulación otras formas de vida no fueron programadas.

Entre muchas otras cosas… Es extraño… pero, ¿quien nos dice que no es así?

Conclusión:

Mientras nuestra búsqueda (inútil o no) de vida extraterrestre continúa, es difícil elegir una de las posturas mencionadas a lo largo del artículo, francamente, todas las posibilidades podrían ser ciertas, en todo caso, ya sea que haya vida o no, ambas verdades son igualmente alucinantes… O como decía Arthur C. Clarke:

Existen dos posibilidades: Estamos solos en el universo o no, ambas son igualmente aterradoras.

Debemos tomar la Paradoja de Fermi con humildad, ya que nos revela un mundo de posibilidades que muchas veces, solo ocurre tras escuchar durante horas la investigación de reconocidos científicos presentando teorías alocadas, que logran cambiar tu opinión una y otra vez.

Las generaciones futuras, seguramente nos verán de la misma forma, en que nosotros vemos a las personas en la antigüedad, seguros de que las estrellas eran pequeños agujeros en una negruzca bóveda celeste, rodeada por un fuego que nunca se extinguía y pensarán: “Vaya… realmente no tenían ni idea de lo que ocurría…”.

Quizá la humanidad aprenda una gran lección en el futuro, que nos de a entender que no somos tan listos como pensamos, y esa posibilidad de que podamos estar equivocados en cosas que creemos que estamos seguros, es algo realmente espectacular.

Solo deja la puerta abierta, o al menos una pequeña rendija, ya que tal vez, y solo tal vez, no somos una solitaria y minúscula esfera azul en medio de un universo enorme y desierto.

Si te gustó ¡Compártelo con tus amigos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here