¿Son los insectos el alimento del futuro?

Entomofagia ¿los insectos son la comida del futuro?Cada año la población mundial aumenta vertiginosamente (alrededor de 70 millones de personas por año), si este ritmo se mantiene, para el año 2050 se espera que la población alcance la impresionante suma de 9 mil millones de personas.

Debido a esto, la industria alimenticia puede encontrarse en un aprieto a la hora de producir tantos alimentos. Por suerte, existen personas que están empezando a idear soluciones que pueden parecer sacadas de la ciencia ficción.

Para alimentar a todas esas bocas hambrientas, necesitaremos producir casi el doble de alimentos de los que producimos actualmente.

Este será un gran paso en el mejoramiento del sistema global, ya que hoy en día utilizamos el 70% de las tierras cultivables para la crianza de ganado, los océanos se encuentran en un estado de explotación inaudito, generando grandes cantidades de contaminación y amenazando a varias especies en el proceso, además, el cambio climático y las plagas amenazan constantemente la producción de cultivos.

Casi mil millones de personas, padecen hambre e inanición, por lo que resulta evidente que necesitamos una alternativa a mediano plazo, con el fin de reducir estos valores y hacer la producción de alimentos algo mucho más eficiente. ¿Una posible solución? Insectos.

¿Comer insectos?

Es posible que al leer esto, no te sientas muy feliz, pero la entomofagia o el consumo de insectos, es una practica más común en el mundo de lo que puedes pensar.

Actualmente, alrededor de dos mil millones de personas consumen insectos como parte de su alimentación regular, y mas de dos mil especies de insectos son aptos para el consumo humano. Algunos de los más consumidos, son: grillos, gusanos, termitas, hormigas, escarabajos y hasta escorpiones.

En Sudáfrica, las terminas se sirven con harina de maíz. En México puedes conseguir tacos con chapulines picantes (Tacos con saltamontes). En Indonesia, las libélulas cocidas en leche de coco son consideradas un manjar. En la República Democrática del Congo, las orugas son parte de la alimentación tradicional, en Colombia las llamadas hormigas culonas son un dulce aperitivo, en la selva amazónica los gusanos mojojoy son un codiciado alimento y en Estados Unidos se agrega proteína de grillo, como complemento a las barras energéticas, galletas y postres.

Según Paul Vantomme, coordinador del Programa de Insectos para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas (The Insect Program for the Food and Agriculture Organization of the United Nations ), los insectos son un súper alimento, con grandes cantidades de vitaminas y proteínas, que aportan un valor nutritivo comparable a la de los peces y mariscos.

Has comido insectos por años

Comer insectos, la dieta del mañanaSi la idea de consumir insectos te disgusta, probablemente te sorprenda descubrir que ya comes regularmente varios de ellos.

Debido a la forma en que cultivamos ciertos alimentos, es inevitable que algunos insectos vayan a parar directamente a nuestros platos, existe una normativa que regula esto y permite cierta cantidad de insectos por cada alimento.

Por ejemplo la cerveza, tiene un limite de partes de insecto en el lúpulo de 2500 por cada 10 gramos. Los jugos de fruta se les permite el equivalente a una larva por cada 250 ml, el curry puede contener 100 fragmentos de insectos por cada 25 gramos, los dátiles picados, permiten hasta 10 insectos, y la lista la sigue y sigue. ¿Sientes un poco revuelto el estomago? No deberías, ya que los has estado consumiendo durante años y no ha sido una molestia, por el contrario le aportan valores nutricionales positivos a los alimentos.

Los insectos son saludables

Los insectos, son una fuente increíble de vitaminas y proteínas muy similar a la carne de res y no solo esto, sino que contienen un porcentaje de grasas saturadas mucho menor que esta, aparte de ser nutritivos, la cría de insectos es altamente sostenible y una posible fuente alimenticia para personas con bajos recursos económicos.

Los insectos tienen un alto contenido de proteínas, vitaminas, minerales y fibras, además de las llamadas grasas buenas o ácidos grasos. Los grillos, por ejemplo, contienen un promedio de 205 kg de proteína contra 256 kg de la carne de res, las terminas también son una fuente asombrosa de proteínas con un 64% de su totalidad. Algunos insectos alcanzan el 80% de proteínas de su peso total.

Además, los insectos son ricos en aminoácidos esenciales y ácidos grasos como el Omega 3, los gusanos triturados en la harina que consumimos normalmente, contiene seis tipos de ácidos grasos, algo muy similar al pescado y muchos más que la carne de res o cerdo. Otros tienen un sorprendente contenido de hierro, como por ejemplo, las orugas mopane, contienen 31 gramos de hierro por cada 100 gr, comparado con la langosta que tiene 20 gramos de cada 100 gr, y la carne de res que solo tiene alrededor de 6 gramos por cada 100 gr.

Los insectos son amigables con el medio ambiente

¿Por qué es bueno empezar a consumir insectos?El consumo de insectos es mucho mas respetuoso con el medio ambiente que el de ganado. Los insectos son animales de sangre fría, por lo tanto, requieren menos energía para mantener su temperatura corporal interna.

Esto significa que son muy eficientes convirtiendo energía en masa corporal comestible, a diferencia del ganado. Los grillos requieren alrededor de 2 kg de alimento para aumentar a 1 kg su peso y alrededor del 80% es comestible. El ganado por otro lado requiere 8 kg para producir esta misma cantidad de alimento, pero solo el 40% de una vaca se puede aprovechar como comida.

Por otro lado, los insectos requieren menos cantidad de terrenos para cultivar alimentos, que los que se usan para el ganado, lo que además reduce el riesgo por uso de pesticidas. Además estos requieren significativamente menos agua que los animales de granja. También tienen una esperanza de vida menor, lo que también significa que crecen muy rápidamente, por lo que pueden ser cultivados en grandes cantidades en áreas reducidas.

Los insectos también producen una cantidad muy pequeña de gases de efecto invernadero, como el metano y el amoniaco en comparación con el bovinos, que actualmente son un problema para la capa de ozono.

Además tienen la capacidad de alimentarse de los desechos, algo que los animales de granja no pueden hacer. Esto significa que pueden incluso ayudar a reducir la contaminación ambiental. Además, se cree que son menos propensos a trasmitir infecciones a los seres humanos comparado con los mamíferos y las aves.

Beneficios económicos

La recolección, cría, procesamiento y venta de insectos, puede ofrecer importantes oportunidades de subsistencia para las personas de bajos recursos económicos en países en desarrollo. No solo estaremos mejorando nuestra dieta sino ofreciendo oportunidades de empleo y generación de ingresos a través de la venta de productos a base de insectos.

Asimismo, el proceso no requiere de conocimientos avanzados, gran experiencia o equipos sofisticados, incluso pueden ser producidos de forma casera en zonas tanto rurales como urbanas, por el poco espacio que necesitan.

¿Que tal es su sabor?

Los grandes beneficios de consumir insectosPuede resultarte inesperado el sabor de los insectos, ya que son sorprendentemente sabrosos. Algunas termitas africanas tienen un agradable sabor a menta, los chapulines mexicanos con ajo y chile, son exquisitos.

Los chinches tienen sabor a manzana. Los gusanos de agave rojos tienen un gusto picante, los gusanos de árbol tienen un sabor similar al cerdo. Los gusanos consumidos en el sudeste asiático tienen sabor a tocino y pueden ser consumidos sin cocción.

Los escorpiones pueden ser demasiado para algunas personas, pero al cocinarnos su veneno pierde todo el efecto y tienen un ligero sabor a pescado. Las tarántulas cocinadas en Camboya y algunas regiones de Venezuela, saben como el cangrejo o los camarones, aunque algunos informan que sabe más a pollo. Los escarabajos tienen un sabor similar al plátano.

Por otro lado no solo se pueden comer tal y como vienen, actualmente, muchos restaurantes prestigiosos los cocinan en exquisitos platos gourmet, con elaboradas presentaciones, incluso se preparan postres como por ejemplo insectos cubiertos de chocolate entre muchas otras preparaciones.

Quizá los insectos no sean para todos, pero tienen la capacidad de convertirse en una saludable y exquisita solución para la alimentación de la creciente población mundial. Son sostenibles, amigables con el medio ambiente, nutritivos y pueden ayudar a personas con bajos recursos económicos.

Actualmente, los insectos comestibles son algo costosos, pero esto es debido a que aún no existe un mercado establecido, por suerte ya hay varios grupos de personas proponiendo ideas para desarrollar la producción de insectos de la forma mas eficiente y empezar a convertirlos en alimentos populares.

Fuente: Food and Agriculture Organization of the United Nations

Si te gustó ¡Compártelo! Comenta!

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here