La naturaleza de la consciencia humana: ¿Somos seres cuánticos?

La naturaleza de la consciencia humana

Descubrir la naturaleza de la consciencia humana ha sido uno de los retos más desafiantes y a la vez menos entendidos en la ciencia cognitiva.

Ken Palmer, profesor de psicología y director del Programa de Neurociencia Cognitiva en la Universidad Northwestern, Estados Unidos. Dijo una vez:

“El debate sobre las bases neuronales de la conciencia, es algo bastante complicado debido a que no existe una teoría ampliamente aceptada sobre lo que ocurre en el cerebro que hace posible la consciencia”.

Este comentario se refiere al hecho de que debido a los múltiples aspectos manejados por la mente, su aparente multidimensional y funciones paralelas, la consciencia permanece como un misterioso dilema.

Explorando la naturaleza de la consciencia humana

Durante el siglo pasado, así como en la actualidad, han habido muchos intentos para discernir la verdadera naturaleza de la consciencia humana. La principal cuestión que científicos e investigadores han enfrentado es: ¿cómo el cerebro que parece estar compuesto simplemente por un bulto de materia gris, puede generar una experiencia tan rica como la nuestra y a la vez hacernos conscientes de eso?

Otras preguntas incluyen ¿cual es el origen de la consciencia? y como los procesos dentro del cerebro humano conducen hacia el hecho de la consciencia. Debido a la complejidad de la consciencia, se han planteado toda clase de teorías destinadas a dar respuestas razonables a las múltiples cuestiones.

Las teorías mas recientes sostienen que, dado que la consciencia se relaciona con las interacciones sub-neuronales, estas podrían ser mejor descritas utilizando las teorías de la mecánica cuántica y las reglas cuánticas que rigen la física de partículas, como el principio de incertidumbre.

Como un escape a los métodos convencionales, la interpretación de la consciencia planteada desde el punto de vista de la mecánica cuántica, también conocida como mente cuántica utiliza procesos cuánticos en contraposición a la visión clásica de la neurología que argumenta a favor de un proceso clásico sin ninguna función cuántica.

Las teorías cuánticas de la consciencia tienen sus propias diversidades y sofisticaciones, divididas en múltiples ramas que, aunque todas comparten la misma base, tienen su propia interpretación de las funciones cuánticas.

Teoría y teóricos de la consciencia cuántica

Todas las teorías cuánticas seudocientíficas, basan su argumento en la afirmación de que tanto la consciencia como la mecánica cuántica, comparten el mismo nivel de extrañeza. Esta afirmación puede parecer demasiado ingenua e irracional para ser considerada como una solución seria para un tema tan intrincado, pero tiene sus propios seguidores.

También hay teorías mas sofisticadas destinadas a encontrar una respuesta en lo que se conoce como el “problema de combinación” o “problema de unión”. Este se refiere al mecanismo mediante el cual un conjunto de neuronas trabajan en perfecta armonía y correlación para producir una única experiencia consciente.

El reconocido matemático y antiguo colaborador de Stephen Hawking, Roger Penrose, sostiene que debido a la naturaleza de la mecánica cuántica y el principio de incertidumbre, la consciencia no es algo computable y determinado. Él va más allá al sugerir que nuestro cerebro funciona de manera probabilística en oposición a quienes comparan el cerebro humano con un complicado computador. Según él, el comportamiento probabilístico del cerebro es lo que nos conduce a lo que percibimos como consciencia.

Penrose más tarde colaboró con el investigador S. Hameroff para desarrollar la teoría de la Reducción Objetiva Orquestada (Orchestrated Objective Reduction [Orch-OR]). De acuerdo con esta teoría, sub-estructuras neuronales denominadas microtúbulos pueden traer efectos cuánticos sobre el comportamiento de las neuronas que provocan que las funciones del cerebro trabajen como una computadora cuántica.

Otro científico que investiga la naturaleza de la consciencia humana es Mario Beauregard, quien plantea que debido al pequeño tamaño del canal iónico de neuronas, los efectos de la mecánica cuántica hacen su propia contribución a nuestra consciencia. Esta idea ha sido rechazada por muchos otros.

La teoría de la mente cuántica y el libre albedrío

La cuestión de si los efectos cuánticos pueden afectar de manera parcial o completa nuestro pensamiento, esta abierta a investigación científica y afirmar que el efecto cuántico causa la consciencia no tiene ningún significado ya que es muy general. Sin embargo, es un tema importante que debe ser contestado con claridad, ya sea que el libre albedrío es el resultado del carácter probabilístico del cerebro. ¿Es lo que llamamos libre albedrío real para todos? La naturaleza probabilística del cerebro cuántico no descarta a priori el determinismo. Ofrece diferentes estados donde uno es mas probable que los otros, pero los mecanismos a través de los cuales esto es posible aun no se han descubierto.

Conclusión

A pesar de la diversidad de opiniones y diferentes puntos de vista, lo que la mayoría de científicos como Ken Peller creen, contrariamente a los argumentos religiosos o filosóficos, es que la consciencia humana debe ser investigada desde un punto de vista científico y solo a través de la investigación científica este misterio puede ser descifrado.

Los investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Lausana, Suiza, proponen una nueva manera en que la información inconsciente se procesa en la consciencia humana. Sobre la base de sus investigaciones, sugieren que la consciencia se manifiesta solo en lapsos de tiempo del orden de los 400 milisegundos el resto permanece inconsciente. Esta y cuestiones similares son la mejor prueba de esta afirmación.

Si te gustó ¡Compártelo! ¡Comenta!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here